Visión para todo el mundo. Txad

Chad ocupa uno de los últimos lugares del mundo según el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas. Un 60% de la población de Chad (15.477.751 personas) vive con menos de 1.90 dólares/día. Sufre el 25% de la carga global de enfermedades y sólo dispone de un 0,8% de profesionales sanitarios y 0,43 camas hospitalarias por cada 1000 habitantes. Por cada 100.000 habitantes, el país cuenta con 6,72 puestos de trabajo para profesionales de la salud, 0,57 hospitales rurales, 0,17 hospitales provinciales y 0,01 hospitales especializados.

El acceso a la sanidad está muy limitada y la atención oftalmológica sólo está disponible en la capital de Djamena, aunque con condiciones muy insuficientes. Sólo hay tres ópticas en todo el país, con precios muy elevados para adquirir unas gafas, debido a la carencia de fábricas de cristales y monturas.

Teniendo en cuenta esta situación, cabe destacar que el lugar que ocupa la atención visual en la agenda política del país es bajo, puesto que ni siquiera en los itinerarios curriculares de las Universidades de Medicina o Enfermería figura la asignatura de oftalmología y la optometría. Esta carencia condena a la perpetuación de deficiencias visuales no atendidas.

Por tanto, la población de Chad se encuentra con serias dificultades para acceder a los servicios de salud ocular, educación sobre la salud visual y recursos para tratar problemas visuales.

Durante el año 2016 la Fundación puso en marcha el proyecto “Visión para todo el mundo en el Chad, Dra. Viñas”, en colaboración con el Hospital Universitario “Le Buen Samaritain” de Yamena (capital del Chad), gestionado por el ONG “Misión y Desarrollo para Goundi”.

Se trata de un programa de cooperación internacional en materia de atención oftalmología, que tiene como misión detectar, tratar y/u operar todos los casos de ceguera evitable entre los habitantes de la ciudad de Yamena y su área de influencia.

Paralelamente, nuestros cooperantes, expertos en diferentes disciplinas de la oftalmología, llevan a cabo acciones formativas a los profesionales locales, con el objetivo de desarrollar un proyecto sostenible en el tiempo. Estas actividades se realizan durante las comisiones a destino, que se hacen un par a veces en el año. Es en estos viajes, que la entidad envía la equipación y el material fungible necesario porque la transmisión de conocimientos se haga en las mejores condiciones posibles.

Actualmente, hemos iniciado el servicio de telemedicina para aportar y resolver dudas a los profesionales locales que trabajan por la salud visual en el Hospital Le Buen Samaritain cuando no estamos presentes.

Visitas
+ de 3.035
Intervenciones quirurgicas
2.003