Historia

En el 2008 se inicia el primer proyecto de la entidad, Early Intervention India, de la mano de la psicóloga Mercè Leonhardt, especializada en atención temprana en bebés y infantes hasta los 3 años. Durante las expediciones, se visitaban niños y niñas con problemas de visión y otras discapacidades para dar a conocer que existe la posibilidad de mejora con ejercicios especializados.

Paralelamente, empezó Visión para todo el mundo en la India, un equipo de oftalmólogos se desplazaba a Anantapur, para llevar a cabo la expedición e implementar intervenciones quirúrgicas para evitar la ceguera evitable.

Como resultado de la crisis de 2008 en España, se empiezan a ver dificultades para acceder a una atención visual integral. Es a partir del 2012 que el Dr. Ramon Martí i Bonet, decide emprender un proyecto local, llamado Visión para todo el mundo en Cataluña, centrado en visitas oftalmológicas y ópticas, donde se entregan gafas correctivas a aquellos que las necesitan, sometidas a una tarifa social.

En el 2013 se crea la primera expedición de personas cooperantes en el Perú, Huamachuco, donde se firma un acuerdo de colaboración con «La Asociación Alegría y Esperanza para Niños», de la Orden Franciscana de la tercera Orden Regular. Y se inaugura el nuevo consultorio para visitar a los primeros pacientes del proyecto Visión para todo el mundo en Perú en el Hospital de Huamachuco. Sin embargo, se realiza un acuerdo de colaboración con la óptica local para la adquisición de gafas correctivos.

Al mismo tiempo, en septiembre de 2013, se realizó la primera expedición de la Fundación a Ucrania y se establece, el Proyecto Visión para todo el mundo en Ucrania, en colaboración con la Asociación Tanu (Terrassa Ajuda als Nens d’Ucrania) y diferentes instituciones públicas locales de las regiones de Kiev y Dnipropetrovske.

En el 2014 se envía la primera comisión de personal voluntario a Nicaragua, específicamente en el Hospital de Camoapa. Esta expedición sirvió para negociar la fase de ejecución del proyecto con varias instituciones locales (Ministerio de Sanidad, Asociaciones y otras instituciones del país). Además, se lograron los permisos legales para la realización del proyecto y garantizar la próxima contratación de un oftalmólogo local para el nuevo servicio de oftalmología. Aquí es donde nace el proyecto Visión para todo el mundo en Nicaragua.

Durante el 2016 se inicia en los Andes Peruanos el proyecto centrado en la atención precoz impartiendo un curso organizado por la UPAO (Universidad Privada Antenor Orrego) En la ciudad de Trujillo, Perú. Se acuerda anualmente visitar a los niños y niñas con baja visión y poder capacitar a profesionales locales para que realicen un seguimiento continuo así como, proporcionar atención individualizada a las necesidades de cada infante.

Al mismo tiempo, se hace la primera prospección sobre el terreno en el Chad, en el Hospital Le Bon Samaritain, donde se observa deficiencias y dificultades sufridas por el hospital en cuanto a la oftalmología y óptica. Es en este momento cuando surge el proyecto Visión para todo el mundo en el Chad. Uno de los proyectos más potentes de la entidad.

Visión para todo el mundo en Cataluña, a finales del 2021 firma un acuerdo con el Ayuntamiento de Barcelona, ​​para atender a todas las personas en situación vulnerable que pertenecen a algún Centro de Servicios Social de Barcelona. Esta colaboración está haciendo crecer el proyecto en exceso y nos permite continuar ofreciendo y promoviendo el derecho a una buena salud visual.

En el año 2023 se establecen convenios de colaboración con empresas privadas que participan en proyectos como Visión para todo el mundo en las Escuelas o El proyecto Niños/as con visión, adultos con futuro. Todas ellas ayudan promover y fomentar la buena salud visual en niños, niñas y jóvenes en situación de vulnerabilidad mediante la detección de dificultades oculares y proporcionarles una corrección óptica.