Visión para todo el mundo en las Escuelas

Detectamos las dificultades visuales entre el alumnado en riesgo de exclusión, para ofrecer un tratamiento o corrección óptico para mejorar su rendimiento académico y sus oportunidades de futuro.

Este proyectos nace en 2015 a raíz de la demanda que hizo una escuela de máxima complejidad de Terrassa. Al personal docente le sorprendía el bajo porcentaje de alumnos que llevaba gafas y creían que esto podría tener un impacto directo en el rendimiento académico. La Fundación Ramon Martí i Bonet realizó un rastreo visual masivo a este alumnado y se identificó que un 24% de los alumnos tenía deficiencias visuales no corregidas, de los cuales un 90% no habían hecho nunca ninguna revisión ni oftalmológica ni optométrica. La entidad, por lo tanto, quiso dar un paso más y les proporcionó la corrección óptica necesaria para mejorar la visión de estos niños.

  • En los barrios con rentas altas o medias-altas, el 30% de los niños y jóvenes llevan corrección refractiva. En cambio, en los barrios donde las rentas son bajas o muy bajas, este indicador no llega al 10%. La brecha no depende de la condición visual de las personas de los diferentes estratos, sino que responde a un sesgo económico.
  • El 70% de los niños no revisan su salud visual antes de los siete años (edad recomendada, tres años).

Actualmente, la Fundación Ramon Martí i Bonet se desplaza a los centros educativos de alta complejidad para hacer esta revisión visual preliminar básica (Rastreo visual) e identificar aquellos niños/as y jóvenes que no disfrutan de una buena salud visual. Aquellas personas que presentan posibles dificultades visuales serán derivados a las consultas de la entidad para que puedan recibir un servicio integral de calidad por profesionales y, en caso de ser necesario, se los proporcionará unas gafas correctoras.

Desde los inicios de este proyecto, los equipos de la Fundación Ramon Martí i Bonet han rastreado más de 3.000 niños de escuelas de alta complejidad, detectando que un 25% sufre deficiencias visuales.

Este proyecto permite detectar los niños/as y jóvenes en situación de vulnerabilidad, que tienen dificultades visuales para que puedan ser tratados o corregidos.

Infants rastrejats
+ de 3.064
Ulleres proporcionades
+ de 1.282